Producciones Iztaccíhuatl

Saludos, amigos. Bienvenidos a la vigésima séptima entrada de mi blog.

El pasado 12 de abril, di a conocer que fundaría mi pequeña casa productora «Producciones Iztaccíhuatl». Pues bien, su sitio Web oficial ha sido abierto al público. La dirección Web es: Iztaccihuatl.mx. Sin embargo, antes de que la dirección anteriormente mencionada se convirtiera hoy en el sitio oficial de «Producciones Iztaccíhuatl», la dirección pertenecía a un proyecto que, desafortunadamente, fracasó. He aquí la historia:

En Septiembre del año pasado, adquirí el dominio Iztaccihuatl.mx con el objetivo de crear el sitio web oficial de Iztaccíhuatl Iparraguirre Castañeda, uno de los personajes femeninos principales de la historia «Súper Aztecas» de mi serie de historias «Los nuevos héroes de México». Ya que en «Súper Aztecas» ella tiene su propio sitio web y publica artículos de interés general e historias de su propia creación. Una de ellas es «Marina y las Historietas Mágicas» (la cual, he decidido hacerla una serie radiofónica). Incluso, el perfil del correo electrónico de gmail de «Los nuevos héroes de México» (losnuevosheroesdemexico@gmail.com) en Google+ fue asignado para ser su propio perfil. En resumen, el público podría leer material extra y alternativo de la historia.

Sin embargo, esto salió contraproducente. Ya que hubo personas, la gran mayoría hombres, que se metían al perfil y al sitio para:

  • Escribir comentarios y mensajes con insultos y connotaciones sexuales,
  • Publicar propagandas de afrodisíacos, préstamos financieros y réplicas chinas de ropa y aparatos eléctricos.
  • Y uno que otro mensaje para pedirle al personaje una cita amorosa pensando que era una persona real.

Por lo cual, decidí quitar el perfil y cerrar el sitio de Internet.

El 19 de marzo, pocos días de haber cerrado el sitio, estaba por contactar a mi proveedor del dominio para cancelarlo. Sin embargo, cuando decidí hacer mi casa productora, la llamé «Producciones Iztaccíhuatl» y usé el dominio.

Eso es todo por esta entrada. Hasta la próxima.